MI RESUMEN

Preguntas de respuestas con cabida a definir una vida, conducir hacia una perspectiva definida de una persona. Particularmente es la primera vez que logro dar una respuesta aproximada a este tipo de interrogantes que, creo, son muy difíciles de solucionar por el hecho de que brindar una respuesta puntual no solo es “definirte”, sino encasillarte en un perfil al que tus semejantes se acostumbrará relacionarte, Sin embargo eh aquí unos pocos de lo que pasa por mi cabeza.

1.-Quien Soy?

Empezar definiéndote a ti mismo a mi parecer, es la peor forma de empezar, es como estornudar en cara de la gente todo de lo que estás orgulloso a manera de logro esperando que ellos digan: ¡Hey! Ayer estornudé y salió algo parecido, entonces poder empezar  a hablar acerca de aquello.

Aunque no sea la tradición, esta vez quisiera dejarles a ustedes esa parte, les regalo además de la parte de lectores la tarea de escritores.

2.-De Dónde Vengo?

Vengo del día en que mi padre conoció a mi madre, de su historia, vengo de la historia de mis abuelos, de romances, de desamores, vengo de  historias de conquista, de guerras, de opresión, de liberación, de esperanza, de euforia, de profundos pesares, de revoluciones buenas y malas dependiendo quien te lo cuente, vengo de historias de astros divinos, vengo, de la tan agitada historia ecuatoriana.

Si he de decir algo más específico empezaría con que vengo de aquel planeta que vio partir a  André Lwoff y Paul Lorenzen el mismo día en el que yo lo saludaba emitiendo un desesperante sonido mandragórico, solo para aclarar, fue en la Tierra el 1° de Octubre de 1994.

Vengo de un pueblito de historias fantásticas en donde todos somos vecinos, un pueblito con aires de metrópolis, donde te levantas con el sol para ver aquel perfecto contraste entre el azul del su cielo y el verde de sus montañas, al igual que en las noches te pierdes entre sus luces blancas y amarillas para poder disfrutar el tiempo libre, vengo de un lugar llamado Piñas, en donde se criaron mis padres, viven mis abuelitos y al que de apoco llegaron sus padres.

A dónde voy?

        Siempre me ha resultado algo peculiar hablar del mañana en vista que vivo en el pasado, presente y futuro simultáneamente y saben, lo de pensar que mañana hoy será ayer y esas cosas pero puedo decir lo que pienso ahora mismo. Voy hacían donde netamente me lleven mis ideas, donde sienta que pueda expandir mi pensamiento, ver y aprender nuevas cosas, ser fiel a mis ideales, siempre estoy buscando lograr ver las conexiones, los lazos que vinculan cada cosa en el mundo, hay veces en las que simplemente me alejo para poder ver una idea como un todo y otras en las que suelo entrar hasta el rincón más profundo de ella, me gusta analizar cada paso que eh de dar, sin embargo el mayor porcentaje de lo que hago lo hago siguiendo mi intuición, porque hay algo en mi cabeza, más aún, en mi pecho, que me hace estar seguro de que es, el que siga, mi camino correcto. Existe una frase que ha guiado la mayor parte de mi vida académica : “no es más que cuestión de tiempo para que los hombres tengan éxito en sincronizar su maquinaria con los engranajes mismos de la naturaleza”(N.T), esto dará lugar un nuevo mundo, a sociedades de objetivos diferentes, y yo quiero ser parte de aquella generación que luche por conseguirlo, que no se apegue al “orden” establecido, sino que viva no para eliminarlo, pero si para cambiar, para cambiar y para mejorar, una generación que comprenda que nos estamos portando como unos turistas en nuestro propio planeta, de esos de chanclas caras y moral barata, de los que solo van a estar unos cuantos días, por eso se llevan un millón de fotos y lógicamente nos dejan un equivalente, pero en desperdicios. Quiero ser pionero de esta generación, si he de ser recordado, que sea por pensar diferente.

Gran parte de esa nueva sociedad a luchar para lograr un ambiente en igualdad de oportunidades, condiciones favorables, adaptándose a la realidad para afrontarla y evolucionar, una evolución que inspire a Darwin a escribir 4 libros más. Esta nueva generación consciente que tirar de la cuerda individualmente es inútil, si lo hacemos todos junto ejerceremos más fuerza, que piense como una sola raza, como seres humanos, una sociedad con la firme ideología de hacer las cosas bien y justas, con calidad de excelencia, con una visión clara y concisa.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Deterioro cronológico de la redacción

Escribir y leer son actividades cotidianas y herramientas básicas en la comunicación y el aprendizaje. Libros, diarios, revistas, cartas, mensajes, carteles, anuncios, todo tipo de textos nos dan información a través de la escritura, expresarse por escrito es habitual entre las personas de nuestros tiempos, además hay muchos profesionales como: historiadores, autores, investigadores, periodistas y docentes, para quienes la escritura es imprescindible al desarrollar sus labores, sin embargo, de siglo a siglo la profundidad y belleza de la misma no ha hecho más que caer en un profundo abismo de simplicidad casi grotesca, en afán de adaptarse a un absoluto, a un todo, a la insistencia del resumen, a las palabras sencillas, esto ha logrado que la esencia, la creatividad, el estilo y la sensibilidad en un texto sean solo palabras olvidadas de viejos diccionarios.
Los primeros pasos hacia la expresión escrita vienen del milenario pueblo fenicio, su agudeza los llevó en la edad de bronce en 3000 a. C. a la creación de un sencillo sistema que, con apenas 26 caracteres les hacía posible expresarlo todo. Siglos después los griegos lo perfeccionan añadiendo vocales y cediéndolo a la posteridad usando el nombre de sus dos primeras letras: “AlfaBeto”. Ya en los años 1000 – 400 a. C. surge Homero, que «es el elemento en el que el mundo griego vive como el hombre vive en el aire» (Georg W.Hegel). Admirado e imitado por artistas griegos por sus poemas y epopeyas que hasta el día de hoy erizan los pelos de cualquiera que tenga el privilegio de sumergirse entre sus páginas. Dante Alighieri, Miguel de Cervantes, Fiódor Dostoyevski, Julio Verne, Franz Kafka, Gabriel García Márquez todos estos autores (entre otros) representan un periodo comprendido entre 1265 y 2000, el cual, representa el auge de la expresión escrita pero, al mismo tiempo, también marca la pauta de inicio de su caída, ya que es a partir de la culminación de este periodo que la escritura deja su esencia profunda y trascendental para convertirse en una lucha entre autores para lograr textos resumidos, Pseudo-redaciones simplificadas a más no poder, apegados a supuestas demandas de mercado y formato rígido, perdiendo totalmente la personalidad que entrega el escritor a sus obras.
El contraste entre la profundidad de la escritura de antaño, en las que eran características su belleza literaria, su musicalidad y su casi vívida forma de representarla en palabras y, sus estructuraciones casi de ensueño que nos dejaba la gratificación de haber leído un buen texto, cada una de sus verbos y conjugaciones llegaban a tocar almas, generando una empatía y popularidad sin precedentes, te podían llevar al cielo o al infierno de página a página, las mismas que trasmitían tanto que casi se las podía sentir palpitar, con respecto a la formalidad contemporánea que no nos permite ir más allá del «APA» ni mucho más allá de la simplicidad intrínseca que acarrean dichos formatos, simplicidad que busca una rápida y fácil comprensión que si bien es práctica, el resultado es simplemente un texto vacío, y sin vida. Al pesar de que la actual escritura posee la ventaja de llegar a mucha más población, esta no se muestra tan interesada por el mismo hecho de ser casi inerte, la escritura y por ende la lectura no son tan populares en estos tiempos por la sencilla razón de que nos da información pero no produce ese estupor arrullador que nos brindaban aquella escritura antigua. “Profundo antaño, antaño jamás agotando, que se deja extrañar en incómodo libro actual” (Cesilia,M)
Una de las notables causas en su deterioro es sin duda el uso de ciertos aparatos electrónicos, las redes sociales usadas en los mismos condicionan el lenguaje debido a que se utilizan abreviaturas para reducir el tiempo de escritura o se limita el número de caracteres disponibles para escribir, estas “trabas” a las que nos adaptamos limita mucho nuestra capacidad para producir escritos que verdaderamente logren tener un significado profundo. La magnificación del uso de la escritura también es un aspecto que debemos tomar en cuenta ya que su uso cotidiano ha logrado que las personas no lo vean como el arte que es, sino como una actividad cotidiana a la que no se le brinda más que el tiempo imprescindible para realizarla. Este es un fenómeno que no solo invade los medios de masas y sus tecnologías, sino también los medios universitarios y centros académicos. Es insostenible la existencia de un Shakespeare o de un Cervantes en nuestra época, pues hasta la literatura sigue las coordenadas de esta banalización y pragmatismo, con el afán de llegar a la simplicidad máxima. «Hay que retomar el estilo en el que se plasma la personalidad del autor, se pone en juego un riesgo, en fin, textos con cuerpo y sangre, que reflejen al sujeto que escribe» (Otlet, P.)
En conclusión, mucha de la belleza que encontrábamos en textos de antaño no es ni tan solo parecida al tipo de escritura actual, siendo la misma la “hermanita menor, perezosa y mimada” que no nos muestra nada más que la habilidad del escritor para apegarse a los formatos y estándares contemporáneos, «Hay que denotar que entre el siglo XVII y XIX la literatura se concentraba en la calidad» (Berón, E.) Sean las causas que sean, la decadencia de la escritura en la sociedad actual también, de a poco, nos está llevando a una decadencia de pensamiento crítico, pues lo «útil» de la escritura actual conduce a este automatismo y mecanismo tosco que empobrece la cultura, perdiéndose lo estético, la profundidad y la convicción… a veces, lo útil también se vuelve desechable o inútil. Más allá de todo este problema, llamo a la acción de la población, a no dejarse envolver por la comodidad que supone una escritura banal sino a caer en el desmesurado placer de plasmar letras con peso, con significado, con el orgullo de ser nosotros quienes forjamos párrafos, que de nuevo tengan la esencia de un ser.
Bibliografia:
Cesilia, M.,(1994) La escritura del desasosiego, una poética para pensar. Editorial Universidad de Antioquia,(Antioquia, Colombia).
Adamov,A., (1953) Le Professeur Taranne El profesor Taranne.
Otlet,P.,(2015) El tratado de la documentación.
Artiéres,P.,(1982),Clínica de la escritura- Vistazo médico sobre la escritura.
Berón, E., (1992),Periodismo y literatura, Editorial Dunken.

Publicado en Opinión | Deja un comentario

Entrada Estandar

Ésta es una entrada estandar que puede ser borrada o modificada al gusto del administrador del blog: “Simios con zapatos”

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario